lunes, 10 de octubre de 2016

Muerte comercial


No hay nada peor que ser enviado de la muerte, salvo estar en el paro. Celeste ya se había acostumbrado a que la gente la mirara con suspicacia por su aspecto inusual. No era ni guapa ni fea, sus formas no dejaban entrever si era mujer u hombre, su forma de vestir imposibilitaba discernir qué edad tenía. Era pues más que un ser andrógino. Era inclasificable. Sin embargo, nada de esto la distinguía del resto de sus compañeros. Su excepcionalidad estribaba en lo que ella misma calificaba como torpeza. Era lenta, la enviada que siempre se retrasaba y obligaba a algún colega a asumir una carga de trabajo doble. En realidad, lo que no quería asumir era su sentimentalismo. Se sentía incapaz de acometer la tarea encomendada sin cuestionarse si el ser asignado estaba preparado. Así que la gran madre muerte todopoderosa la relegó a la infame lista de desempleados conformada por un único integrante: ella, y la obligó, deslumbrando su mirada vacía con su guadaña de platino y diamantes, a asistir a un curso de coaching mortal: Camino del éxito. Tú eres tu único obstáculo. Celeste obedeció resignada durante seis meses a la consulta e, incluso, acató sin rechistar el periodo de prueba en el que tuvo que anunciar la muerte a innumerables seres vivos, básicamente insectos, bajo la severa mirada de su examinador.
Tras 24 semanas, Celeste estaba preparada para afrontar el reto con seres humanos. Abrió la aplicación de búsqueda de empleo mortal y leyó atentamente la única oferta que engrosaba la lista: ¿Tienes don de gentes, espíritu de superación, dotes comerciales? ¿Sí? Este es tu puesto. Buscamos enviados comerciales para anunciar la muerte. Se ofrece remuneración a comisión: gana guadañas hasta alcanzar la platino-diamantes. Contáctanos en el 666 666 666. Celeste resopló con resignación. No había otra opción. Sus condiciones no iban a mejorar. Nadie había conseguido desbancar a la todopoderosa madre muerte, el último diamante, el más gordo, era imposible de conseguir, todos los enviados eran reemplazados y disfrutaban de un merecido retiro para sus esqueletos. Se encogió de huesos y llamó para concertar una entrevista personal.
Una semana más tarde, Celeste salió a la calle con sus jeans y su sudadera con capucha negros, un iphone y una lista interminable que se actualizaba cada noche, dispuesta a conseguir aquella guadaña antes de retirarse o desintegrarse en el intento. Tocó en todas las puertas sin desanimarse a pesar de que en la mayoría de los inmuebles le cerraban incrédulos ante unas palabras que no lograban entender. Apenas había conseguido un par de diamantes. Los clientes eran reticentes a firmar su propia sentencia de muerte por más que hacía gala de todo su arsenal argumental. Aquella debía ser otra treta de la madre muerte que debía estar revolcándose muerta de la risa en su torre negra. Apuró el paso y subió la escalera de caracol con un contrato en la mano. La madre muerte ni siquiera leyó el contenido del legajo que firmaba, tan estúpida consideraba a Celeste, que entre sollozos le había suplicado una credencial para que no la despidieran. Mientras se alejaba, olía el tufo a chamusquina que aquel ser desprendía al evaporarse. No ganaría la preciada guadaña, pero la había vencido imponiéndose sobre su soberbia.
Relato para el concurso "Mil maneras de morir" de EL CÍRCULO DE ESCRITORES

36 comentarios:

  1. Gran relato, M Jesús. Irónico y divertido como pocos. Un saludo y mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. La originalidad premia por encima de todo a lo largo de este cuento ameno y divertido. Me ha gustado la idea de esa oferta tan comercial a base de ganar guadañas hasta lograr la platino-diamantes, que es una pasada ...ja,ja,ja y que desgraciadamente la pobre candidata en paro no parece tener demasiada suerte para lograr sus objetivos ..ja,ja,ja
    Te felicito, Mª Jesús, porque me he has hecho pasar un rato muy divertido y espero que tengas mucha suerte en el concurso.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estrella por pasar y por tus palabras. Me alegra que te haya gustado.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  4. Menudo personaje has creado, María Jesús.
    Celeste, una empleada de la muerte que se queda en paro debido a su sentimentalismo, y que se ve obligada a participar en un "coaching mortal"... ¡Alucinante!
    Original a más no poder.
    ¡Abrazo, compañera, y suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Compañero. Me alegra que te haya resultado alucinante.
      Abrazo!!!!

      Eliminar
  5. Un relato muy original en vez de tristeza entra risa. Irónico y muy bueno. ¡Suerte Mª Jesús! Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Un relato lleno de ironía, Mª Jesús. Es cómo una realidad paralela a la nuestra. Que tengas mucha suerte. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, por pasar y tus palabras. Te debo unas cuantas visitas a tu blog, a ver si me organizo.
      Un beso!!!

      Eliminar
  7. Por desgracia existen much@s Celestes en el mercado laboral deseando e intentando poner a la Todo-poderosa en el lugar que se merece.

    Muy bien integrados en el desarrollo del relato los recursos actuales como vestuario, accesorios (teléfono móvil) De eso se trata, la muerte y sus subordinados es un tema del que se ha escrito hasta la saciedad, abordado en este caso desde una óptica muy actual que acerca al lector a la problemática laboral de actualidad mediante la ficción.Muy logrado, Ana Madrigal.

    Es mi primera visita. Así que me dedicaré a chafardear unnpoco si no te importa.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jonh, por la visita y tus palabras, y bienvenido.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  8. Por desgracia existen much@s Celestes en el mercado laboral deseando e intentando poner a la Todo-poderosa en el lugar que se merece.

    Muy bien integrados en el desarrollo del relato los recursos actuales como vestuario, accesorios (teléfono móvil) De eso se trata, la muerte y sus subordinados es un tema del que se ha escrito hasta la saciedad, abordado en este caso desde una óptica muy actual que acerca al lector a la problemática laboral de actualidad mediante la ficción.Muy logrado, Ana Madrigal.

    Es mi primera visita. Así que me dedicaré a chafardear unnpoco si no te importa.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  9. Perdón, mea culpa, acabo de darme cuenta que Ana Madrigal es la compañera que comparte el relato en su perfil y no la autora, María Jesús Fernández.Ha habido una confusión, sólo aparecía el link al blog y luego dejar el comentario he visto tu nombre al final del blog.

    Un saludo y mis disculpas.

    ResponderEliminar
  10. Es duro dedicarte laboralmente a algo que detestas o sencillamente como Celeste le es imposible realizar.
    Muy buen texto Mª Jesús, Suerte!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene. Pues sí, por desgracia hay mucho de eso.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  11. Me ha encantado, María Jesús. Y me he reído mucho con las desventuras de la pobre Celeste, más al ver que la mandan al Coahcing Mortal y con lo de las guadañas. Y el final, espléndido. La soberbia, sobre todo cuando es extrema, es un arma de doble filo muy peligrosa; Y Celeste demuestra ante todo, ser más inteligente que la madre Muerte. Mucha suerte con el concurso y un abrazo! ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado y hecho reír, Ramón. Gracias por pasar.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  12. Saludos María, un relato muy creativo y narrado de forma excelente. Yo intuí el desenlace porque la jornada de la pobre Celeste era muy sombría. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mery. Pues sí, sombría aunque poco común.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  13. Originalísimo. Me ha hecho reír y disfrutar el gran final con el triunfo de Celeste!
    Un abrazo y suerte (aunque no la necesitas).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirna, me alegra que hayas disfrutado con el relato.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  14. ¿Acabar con la muerte? Muy astuta esa Celeste (!vaya nombre para quien se dedica a lo que se dedica!).
    Me ha sorprendido agradablemente esta faceta de ironía de la que está repleta la historia. Te ha quedado de muerte!
    Ha valido la pena esperar a esta nueva publicación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josep. Celeste quería dedicarse a otra cosa, me da... Me alegra que te haya gustado. La verdad es que tengo bastante lío y muy abandonado el blog y los blogs de los compañeros, y por supuesto el tuyo, tengo que ORGANIZARME!!!!
      Abrazo!!!

      Eliminar
  15. Divertido relato con recuerdo a esa crisis ha llegado a afectar hasta a la muerte. La cazadora cazada.
    Guadaña de platino diamantes para Celeste, la gran emprendedora.
    Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí Francisco, esta crisis parece que llega al infinito y más allá... Gracias por pasar.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  16. ¡Cuánto tiempo compañera! Me ha encantado tu relato, sobretodo porque es fresco y original, y no exento de mala leche en los momentos necesarios jaja. Me ha hecho pensar en un genial libro de Terry Pratchett que leí hace tiempo, llamado "Mort", donde la Muerte busca un aprendiz humano y pasan muchas cosas divertidas. Suerte para el concurso, de los textos que he leído hasta ahora es el más tronchante. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Carlos. Pues no lo conozco, pero le echaré un vistazo porque por lo que cuentas promete. La verdad es que tengo abandonado y el blog y los vuestros, pero intento sacar tiempo. Os debo muchas visitas.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  17. Muy original. Te deseo mucha suerte en el concurso.

    Un saludo!

    Fer

    ResponderEliminar
  18. Muy original. Te deseo mucha suerte en el concurso.

    Un saludo!

    Fer

    ResponderEliminar
  19. Tiene originalidad el relato Mª Jesús y el tono irónico lo has logrado muy bien. Disfruté mucho su lectura, especialmente porque lo adaptaste sobradamente bien a la era moderna de las redes sociales, al paro, a los contratos basura... Genial por todo. Suerte en el concurso.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sonia. Me alegra que te haya gustado.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  20. María Jesús me ha gustado mucho tu relato, es muy original la trama y sobre todo me ha impactado el modo como resuelves el desenlace. La pobre y desdichada Celeste se cobra venganza de la Madre muerte en su torre negra. El tema del paro le coloca un contexto actual a la historia, pero lo has labrado de tal modo que se integra fácilmente a la lectura por el lado de la ironía bien jugada. Un muy buen texto, en mi humilde opinión, con aspiraciones para el galardón. Mucha suerte y te mando un abrazo.
    Ariel

    ResponderEliminar