domingo, 27 de marzo de 2016

Qué duro es ser marciano!!!!


¡Qué duro es ser marciano! No podían haber escogido otro color para nuestra piel. ¡No! Tenía que ser verde. A ver, venimos de Marte, el planeta rojo, y somos verdes, como los anfibios, los reptiles. Somos los ases del camuflaje, verde sobre fondo rojo. Digo yo que será por aquello de que tenemos la sangre fría y allí nos mantenemos calentitos. Tampoco podía ser otro animal con más glamour e inteligencia: un felino, un delfín, un caballo. No, verde, escamoso y come bichos. ¿Y cómo nos vestimos? ¿Con qué color puede combinar el verde para no llamar la atención? Con el marrón, o sea, un árbol y quédate quieto tipo insecto palo, pero cuidado que puede venir otro marciano y zamparte sin darse cuenta. Eso sí, si caes en una buena casa puede que te pongan adornos por navidad.

No solo el color es preocupante, también lo es la anatomía. Somos deformes. Cabeza descomunal, largas y delgadas extremidades, ojos saltones, sin orejas, lampiños. Es decir, si nos da frío, olvídate de meterte un jersey de cuello alto, a no ser que la lana ceda como para que entre un barril. Y el resto de la vestimenta, imagina a Gollum con esmoquin. Para el sol unas gafas de la feria, con unos elásticos alrededor de la cabeza para sujetarlas y una peluca o boina, o todo junto para enmascararlo. Si todo eso no te delata, aún puede hacerlo la extraña forma de andar y moverte, el lenguaje, tienes suerte si has superado el nivel de solo sonidos, tu medio de transporte, siempre hay alguien mirando al cielo que lo descubre.

Sin embargo, lo más inquietante es que teniendo una descomunal cabeza, que se supone que alberga un no menos desarrollado cerebro, con lo que eso implica, no solo caemos en la Tierra porque nuestra nave se avería, sino que además queremos invadirla, porque aunque nuestra civilización y nuestro hábitat sean perfectos, no es suficiente, tenemos que dominar el universo. Por si  eso no fuera bastante irrisorio ya de por sí, nos vence una panda de atontados con medios arcaicos que ríete de los dibujos animados. ¡Ay! ¿Por qué habré salido a buscar un lugar nuevo para merendar?

Relato reeditado para el concurso "El Marciano" de EL CÍRCULO DE ESCRITORES


34 comentarios:

  1. !Un marciano auto-crítico!. Pobre marciano, lo tiene crudo si pretende quedarse entre nosotros. Le auguro un mal futuro. Claro que tampoco es que le guste vivir como vivía en el planeta rojo. Supongo que no hay nada, o nadie, peor que un marciano insatisfecho y deprimido. Habrá que buscarle el modo de inflar su autoestima.
    De vez en cuando va bien un toque de humor.
    Un abrazo terrícola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da a mí que este marciano le hará un apaño a la nave y nos abandonará dentro de nada. Seguirá explorando por el universo, hasta puede que en otros lugares cambie de color como los camaleones.
      Gracias por pasar y comentar Josep.
      Un abrazo marciano.

      Eliminar
  2. El marciano después de darse una vueltecita sale pintando de aquí, estoy segura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo último que sé del señor marciano es que ha venido la señora marciana a buscarlo, no sé si en plan luna de miel o de hiel. Pero no lo veo muy convencido de volver.
      Gracias por pasar y comentar.
      Un abrazo y muy buen día!!!!!!

      Eliminar
  3. ¡Genial punto de vista! El marciano tiene siempre las de perder, jejeje.
    Me he reído un rato.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde nuestra limitada perspectiva, seguro.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  4. Digo yo que igual de extraños resultaremos para ellos, tan distintos todos, cada uno de nuestro padre y madre. Ellos son como los chinos que parecen todos iguales, en verde, pero iguales o tan parecidos que no somos capaces de distinguirlos a los unos de los otros.
    Pero me quedo con uno de esos que describes antes que con el ET que solamente era capaz de decir dos palabras y encima era un bicho amorfo y feo.(Lo siento por sus seguidores y fans)
    Un relato que me ha gustado por ese trasfondo de autocrítica y humor.
    Un abrazo Skuld

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería interesante como nos describirían ellos. Nosotros nos hemos quedado en una versión un tanto limitada. Me alegra que te haya gustado.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  5. Yo le recomendaría a este pobre marcianito falto de estima que venga en octubre, asi se pinta la cabeza de anaranjado y parece una calabaza para Halloween y se siente más normal jajajaja. Buenísimo relato, me has hecho reír. Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con ese anaranjado seguro que se sentiría más cómodo. Me alegra que te haya hecho reír.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  6. Muy original y divertidísimo. Me ha encantado conocer esta faceta humorística.
    Lo más curioso de ese marciano es su sentido autocritico. Seria más "normal" que encontrara horripilantes a los humanos.
    Me cae bien ese personaje verde y deforme. Hace gala de una lógica bastante terrícola, excepto en que, con muy buen criterio, sabe distinguir la idiotez y ineptitud de los humanos que habitamos este pobre planeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Josep, y eso que se ha quedado en la crítica de la estética y no ha ahondado en otras cuestiones.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  7. Muy divertido, a la manera de Mars Attack. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Muy divertido, a la manera de Mars Attack. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. jajaja, pobre! Va a tener que viajar a la India, allí todo el mundo (y alrededores) encuentra la paz interior. Necesita unas vacaciones. Me encanta tu marciano, un gran compañero para jugar a las cartas con un whisky y unos puros. Gran relato de ciencia ficción y humor. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo qué preferiría, si esas vacaciones o la partida de cartas. Me alegra que te haya gustado.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  10. Que divertido e ingenioso relato ja ja ja
    Por cosas así propongo que nos pongamos de pie y digamos todos juntos: "¡Pero que bueno es ser humano!", y si bien tampoco tenemos las cosas así de fáciles como quisiéramos, al menos contamos con el hecho de que nadie nos confundirá con árboles ni nos decorará para navidad ja ja ja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún que otro espécimen anda por ahí suelto que estaría mejor de adorno que haciendo lo que hace.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  11. Pues la verdad es que el pobre marciano tal y como se describe lo tiene difícil jajaja, esa combinación de colores le va a resultar difícil que le quede bien y consigue hacernos sentir que pobrecito esto de ser marciano es muy complicado.
    Simpático relato con un buen uso del humor que es difícil en los relatos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que va a pasarse al blanco y negro. Me alegra que te haya resultado simpático.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  12. Jajajaja. Ains que pobre.
    Pero a pesar de todo eso, seguro que no tiene nada que envidiar a los terrícolas.
    Un besico, Maria Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que no, y menos en lo que a ingenio e imaginación se refiere.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  13. Un marciano muy acorde con la moda. Si lo adornan con bolas de navidad ni te cuento. Me ha gustado mucho y muy bien redactado. Suerte en el concurso . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fuera gato diría que sí a esas bolas de navidad. Me alegra que te haya gustado.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  14. Parece que este marciano no está muy contento con nada de lo que le ha tocado en suerte, y la verdad es que en lo que se refiere al color y tamaño de la cabeza, lo entiendo :P

    Un relato con humor, me ha encantado, Mª Jesús :))

    Un abrazo y suerte en el concurso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este marciano me da que se levanta malhumorado. Habrá que hablar con Armani. Me alegra que te haya gustado, Julia.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  15. Original y divertido relato. Plasmas de manera muy acertada la frustración del alien y nos haces reír con sus comentarios llenos de ironía. Me has hecho pasar un buen rato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas pasado un buen rato con la lectura. Como crítico se ganaría la vida muy bien, fijo.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  16. Un marciano indignado, y con motivos más que de sobra... Imagínate a Gollum con smoking, me lo imagino, irrisorio a más no poder, y es que así está el patio estelar. Una pasada, crítica y humor para dar y tomar.
    Abrazo, Skuld. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se siente más cómodo con el estilo motero. Me alegra que te haya gustado.
      Abrazo!!!

      Eliminar
  17. Pobre marciano, aunque te aseguro que yo he visto "humanos" más raros que él. Pero tiene razón tendemos a prejuzgar sin conocer, seguro que es un tipo genial que si lo conociéramos le tomaríamos afecto. Me gustó mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar