viernes, 24 de julio de 2015

Desconcierto

Los ojos miraban al frente en una visión bidimensional, incapaces de diversificar la panorámica, focalizando el mismo punto desde que habían caído. No podían encontrar una explicación, por mucho que intentaran comunicarse con el cerebro, que relucía por el esfuerzo de su desesperado intento de enviar señales a todos sus miembros para poner orden sin resultados positivos. Todos permanecían desperdigados, inmóviles, sin vida, desprovistos de conexión nerviosa con su centro de inteligencia. Era pues yo, iluso corazón, el que resistía latiendo débilmente, feliz en la libertad de mis emociones, sin la pesada carga de la severidad de conciencia y raciocinio, quien me aferraba a la fuerza de un sentimiento, repitiéndome que había valido la pena un acto tan descabellado, mientras unas amables y bondadosas manos me introducían en una cajita.


Microcuento para el concurso de "Microterror III" de: El Círculo de Escritores.

21 comentarios:

  1. Espeluznante relato Skuld. La interconexión de órganos, muy buen tema, una nueva lección de terror.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oscar por esas palabras, porque no es mi género, pero de los retos se aprende.

      Un abrazo!!!

      Eliminar
  2. Original micro, impregnado de surrealismo y libre interpretación, me da por pensar en el suicidio y en la expresión del corazón de sentirse libre mientras sus otras partes del cuerpo están siendo despegadas del suelo y guardadas en una caja. Un salto aterrador al abismo, impacto mortal. Un trazo impresionante, Skuld.
    Abrazo, compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Edgar por pasar y comentar. Le has sacado mucho jugo al micro, la verdad. Suicidio un tanto violento. A lo mejor me animo y escribo la segunda parte, a ver qué es de ese corazón.

      Un abrazo, compañero, y muy buen fin de semana!!!

      Eliminar
  3. Un buen intercambio de papeles. La parte pensante es en este caso el corazón, mientras el cerebro permanece ya inerte, sin oxígeno y con él han caído todos los órganos corporales. Sólo queda el corazón realizando pequeños latidos.
    Una horripilante espera de la muerte. Un abrazo +Skukd

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese corazón se ha liberado, pero me da a mí que morir, va a ser que todavía no. Gracias por tu visita y palabras Mercedes.
      Un abrazo y muy fin de semana!!!

      Eliminar
  4. Un aterrador relato que puede interpretarse de más de una manera, me ha gustado bastante.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Felipe por tu visita y el comentario. Pues tantas interpretaciones como lectores, supongo. Me alegra que te haya gustado.

      Un abrazo y muy buen domingo!!!!

      Eliminar
  5. Ma Jesús,
    Me ha parecido perfecto como has conseguido mantener la tensión haciendo, que al menos en mi caso, yo, imaginara los peores escenarios, intentando adivinar qué pasaba, qué psicópata lo habría troceado, ...y al final...casi he sentido ternura por ese pobre corazoncito en una cajita. Una auténtica sorpresa...¿quién hará esos regalos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita por tu visita y por comentar. Me alegra que haya sido así.

      Un abrazo y feliz semana!!!!

      Eliminar
  6. Un micro muy original. No lo sabemos hasta que se menciona, pero nos pones en la piel, en el punto de vista de un corazón, un corazón que va describiendo la falta de conexiones nerviosas entre los demás órganos y partes del cuerpo. Lo haces de una manera magistral y clara al mismo tiempo, con esos ojos que no logran enfocar, con ese cerebro que no es capaz de enviar señales. Lo único que está vivo ahí, es el corazón. ¿El propietario? Muerto, no sabemos cómo, pero lo que sí dejas entrever con esa última frase, es que es un trasplante de corazón, o eso he entendido yo. Saludos, Skuld.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ricardo. Me alegra que te haya resultado original. Has entendido bien.

      Un abrazo y muy buena semana!!!!

      Eliminar
  7. Original micro. Un surrealismo bien logrado en donde todo se pierde hasta que solo quedan las emociones más profundas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Federico por la visita y el comentario. Me alegra que sea así. Yo no podría haberlo definido mejor.

      Un abrazo!!!!

      Eliminar
  8. Saludos Skuld, muy buen relato, una interesante y muy reflexiva narración de ese personaje que realiza ese acto tan descabellado. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mery por leer y comentar. Debe haber hecho suyo eso del fin justifica los medios.

      Un abrazo y muy buen domingo!!!!

      Eliminar
  9. Saludos Skuld, muy buen relato, una interesante y muy reflexiva narración de ese personaje que realiza ese acto tan descabellado. Éxitos y bendiciones!

    ResponderEliminar
  10. Estremecedor micro.
    Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lucia por tu tiempo y tus palabras. Me alegra mucho que te haya gustado.
      Un abrazo!!!!

      Eliminar
  11. ¡Aiiiix! A mi me ha estremecido, pero no de Miedo, sino de placer literario ;)
    Me parece realmente mega maravilloso la manera en la que has cosido cada Palabra con la siguiente... Es fascinante, como una Canción de Órganos a través de unos Impulsos Nerviosos inexistentes y un Corazón que se siente realmente en Paz...
    A mí también me parece Suicidio...
    ¡Besazos Enormes! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Campanilla por tu visita y por ese comentario. Me alegra mucho que te haya estremecido.
      Besos y muy buena semana!!!!

      Eliminar