sábado, 15 de noviembre de 2014

Palabras

Hoy me he despertado con palabras escritas en un muro; con la impotencia de que la undécima está de más si a la décima no se ha querido entender; con palabras que exigen lo que no se pone en práctica; con palabras compartidas, ante la ausencia, en juicio de valor; con palabras inconsecuentes; con palabras vacías que esconden cobardía; con palabras simples que hacen daño gratuitamente.
Hoy me he despertado con la sensación de que razonar es un ejercicio inane; de que darlo todo es bueno y malo; de que te van a entender no por lo que eres y dices sino por lo que quieran entender; de que te repiten una mentira hasta creerla verdad.
Hoy voy a aislarme en mis propias palabras, esas que construyen en una página en blanco un mundo perfecto en su imperfección, esas que se delinean, no para explicar hasta la saciedad y el agotamiento, sino para vaciar la mente de agónico tormento, esas que sólo tienen utilidad para mí misma, esas que dan sentido a lo que lo ha perdido.

"Y en mi locura encontré la libertad y la seguridad que da el que no le entiendan a uno, pues quienes nos comprenden esclavizan algo de nosotros." El Loco. G. K. Gibran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario