viernes, 19 de septiembre de 2014

Reinvenciones

HAY PALABRAS QUE SE ENQUISTAN EN EL ALMA DESPERTANDO LA AÑORANZA DEL SILENCIO.

Hubo un tiempo en que aquel día era de celebrar, que tenía significado por sí mismo. Luego aparecieron las dudas, esas que eran producto de otras que se negaban a despejar, a veces con inusitado ensañamiento producto de iras contenidas, producto de no expresarlo y tomar una pregunta como un ataque. Así que aquel día fue perdiendo significado y empecé a comprender que lo mejor era que las cosas tuvieran sentido para mí y no mendigarlo en otros ni tratar de expresarlo infinitamente hasta la saciedad en vano. Esa constante a veces se ha convertido en variable en momentos puntuales derivando en otra constante, la frustración.

2 comentarios: